Documentos PCE
Documentos PCE >
 


La toma de Alepo por el gobierno sirio puede ser una oportunidad para la paz



Comisión Federal de Política Internacional del PCE / 09 dic 16

9 de diciembre 2016. Alepo, la capital industrial y mayor ciudad de Siria con más de 3 millones de habitantes, ha vivido la batalla seguramente más cruenta y más larga en la guerra de Siria, batalla que parece que está llegando a su fin ante el avance incontenible de las fuerzas del gobierno sirio y de sus aliados.

La batalla se inició en el verano de 2012 y desde entonces la ciudad ha estado dividida entre las fuerzas del gobierno sirio por un lado y las distintas milicias de islamo-fascistas (I-F). Otras tres fuerzas político-militares han jugado y juegan un rol importante en la batalla de Alepo, una, las fuerzas kurdas con sus Fuerzas de Protección del Pueblo y de las Mujeres (YPG/YPJ) que defienden el Confederalismo Democrático y se consideran Socialistas-Libertarios, dos, las fuerzas Palestinas ubicadas en los campamentos de refugiados de Nayrab y Handarat que formaron la Brigada de Jerusalén y tres, las fuerzas de Hizbulá, movimiento Libanés que interviene en la guerra de Siria apoyando al gobierno sirio. La intervención militar de estas tres fuerzas han sido decisivas, por supuesto junto al apoyo político, diplomático y militar en la cobertura de ataques aéreos de Rusia, para que las milicias I-F hayan sido derrotadas finalmente después de más de cuatro años y medio de guerra en la ciudad y miles de víctimas y de personas desplazadas . A fecha de hoy, día 9 de Diciembre parece que se ha acordado, entre los ministros de exteriores de Rusia y EEUU, Lavrov y Kerry, un último alto el fuego para facilitar pasillos humanitarios a la población civil y también para llegar a un acuerdo de salida de las últimas milicias I-F, bien para acceder a su incorporación a la vida civil o su traslado a la provincia de Idlib, al Sur de Alepo controlada por ellos.

Aunque no sea aún el fin de la guerra, no cabe duda de que la importancia política y estratégica de Alepo puede determinar que se acelere un proceso de negociación que ponga fin a la guerra en toda Siria. A 50 Km de la frontera con Turquía, el control de Alepo por el gobierno de Siria, impedirá que sigan llegando armamento y milicias I-F a través de esa frontera que permitía mantener viva la guerra.

La gran ciudad del centro de Siria, Raqqa, convertida en capital del Estado Islámico, caería también si se corta el apoyo y suministro que le llega a través de Turquía, por la frontera de Yarubulus, ciudad del norte de Siria, que el pasado Agosto tomó el ejército Turco, ante la amenaza de que las fuerzas kurdo-sirias de las YPG/YPJ, la tomaran desplazando a las milicias I-F, y cortando el suministro a Raqqa. Por tanto, la oportunidad de acabar la guerra también es el peligro de un enfrentamiento directo entre Siria y Turquía, que tiene tropas y está ocupando una parte del norte de Siria contraviniendo todo Derecho Internacional.

También como amenazas para la continuidad de la guerra están: Uno, el apoyo del Estado sionista de Israel a las milicias I-F, en la zona de los Altos del Golan, al suroeste de Damasco; el sionismo israelí, atacó con misiles tierra-tierra el miércoles 7 por la mañana el Aeropuerto de Al Mezzeh, situado en las proximidades de Damasco.
Dos, el posible intento de las monarquías reaccionarias árabes, principalmente Arabia Saudí y Qatar de seguir alimentando con armas, dinero y mercenarios a las milicias I-F con el aplauso y el apoyo mediático de los países de la OTAN.

A pesar de todas esas amenazas existe la esperanza del fin de la guerra, que tendrá que dar paso a una Siria distinta después de 6 años de guerra. En primer lugar, la paz, con la derrota del proyecto de dictadura I-F, permite la continuidad de un sistema laico de convivencia de distintas etnias y religiones; pero además la democracia, la libertad y los derechos sociales tienen que emerger y reforzarse como fórmula de convivencia. Los distintos pueblos de Siria no van aceptar otra cosa después de tanta lucha y sufrimiento; los diferentes conflictos tienen que tener su oportunidad de resolución a través del acuerdo o la movilización y la protesta política. La piedra de toque de la viabilidad del nuevo proyecto de estado estará en el reconocimiento de la autonomía Kurda en el norte de Siria. Las fuerzas kurdo-sirias de ideología de izquierda, proclamaron unilateralmente en 2012 la autonomía de Rojava (Kurdistán de Siria) y reconociendo la unidad del estado sirio y la legitimidad del gobierno central, exigen la autonomía para organizarse localmente, a través de un sistema comunalista con parlamento autónomo propio y una legislación especifica donde sobresale la defensa radical de los derechos de la mujer.

El gobierno sirio y la fuerzas kurdas han sido aliadas frente a las amenazas de las milicias I-F, pero el gobierno no ha reconocido, aún, ese derecho democrático a la autonomía y a un sistema Federal o Confederal; si se logra un acuerdo en este aspecto y se avanza en ese modelo de sociedad, quizá estaríamos ante un proyecto político que puede modificar profundamente la situación en todo el oriente medio. Otra vez estamos ante la disyuntiva de Socialismo, entendido como igualdad, democracia y derechos sociales o Barbarie, entendido como mas, caos, más destrucción, más guerra.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles