Secretaría de Movimiento Republicano y Memoria Democrática
Secretaría Movimiento Republicano y Memoria Democrática >
 

Verdad, justicia y reparación


Propuesta de Ley de Memoria democrática para Madrid



Mauricio Valiente, diputado de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid / 30 abr 14

Izquierda Unida ha presentado una proposición de ley de memoria democrática en la Comunidad de Madrid.

Previa a su presentación se realizaron reuniones y se organizó una Jornada recibiendo aportaciones desde el Foro por la Memoria, la Fundación Baltasar Garzón, la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina Contra Crímenes del Franquismo, la Coordinadora Tierra de Fraternidad, la Unidad Cívica por la República, la Fundación Domingo Malagón, Amnistía Internacional, la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los Crímenes del Franquismo, la Asociación Todos los Niños Robados son también mis Niños y la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo.

La proposición pretende cerrar heridas porque mientras existan fosas comunes sin identificar, personas desaparecidas, casos de bebés robados sin esclarecer, víctimas sin justicia y no reparadas en el sufrimiento vivido, victimarios impunes y exaltados en monumentos públicos, condenas judiciales a luchadores por la democracia como Julián Grimau y torturadores como Billy el Niño andando tranquilamente por nuestras calles, nuestra sociedad estará enferma, ciega y con sus cimientos putrefactos.

Nada más ni nada menos que verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición, los principios de Naciones Unidas para las víctimas de violaciones a los derechos humanos. De esto se trata con esta proposición de ley.

La segunda razón para presentar esta ley es contribuir a la creación de una identidad colectiva democrática en nuestro país. Una de las cargas de profundidad más dañina de la dictadura franquista fue su imposición de una uniformización salvaje y la represión de lo que es la identidad diversa de España.

Si no somos capaces de construir desde cada municipio, desde cada Comunidad Autónoma una identidad común compartida no habrá solución a la cuestión nacional en nuestro país. Y esa identidad la tenemos que construir desde el respeto a la diversidad, desde los valores democráticos.

Nuestros referentes deben ser quienes lucharon por la libertad, no los tiranos; quienes se comprometieron en el avance de la justicia social, no los que se enriquecieron a costa de la mayoría.

Por esto es crucial construir memoria democrática ciudadana. Sin resolver la deuda con las víctimas del franquismo jamás podremos mirar al futuro con seguridad.

La tercera razón para presentar esta proposición es impulsar la aplicación la normativa estatal. El Gobierno del Partido Popular la viene saboteando con el argumento de la ausencia de reglamento. ¿Esto qué significa? ¿Que las leyes sin reglamento carecen de vigencia? La proposición de ley desmonta sus excusas para no hacer nada y, también, porque no decirlo, para censurar cualquier iniciativa sobre memoria democrática en esta Asamblea.

La proposición contiene tres líneas de actuación fundamentales:
Medidas para localizar personas desaparecidas.
Medidas para promover la recuperación de la memoria democrática.
Y la creación de un engranaje institucional para las políticas públicas sobre memoria democrática en la Comunidad de Madrid.

En cuanto a la localización de las personas desaparecidas, se reconoce el derecho de los ciudadanos madrileños a localizar a sus familiares desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, para restituir su dignidad, obtener información sobre su destino final y recuperar e identificar sus restos.

Para ello la administración pública madrileña procederá a la localización de las fosas comunes, así como a la identificación y, en su caso, a la exhumación de los restos humanos que contengan.

Se elaborarán mapas en los que figuren las áreas dentro del territorio de Madrid en las cuales se localizan o, de acuerdo con los datos disponibles, se presuma que puedan localizarse los restos de las personas desaparecidas durante la guerra y la dictadura franquista.

Y cuando los trabajos realizados den como resultado el hallazgo de restos de personas desaparecidas se procederá a denunciar ante los juzgados la aparición de dichos restos, como es obligado; si la evidencia científica demuestra que podría tratarse de víctimas de desapariciones forzadas, se deberá facilitar a la autoridad judicial todos los objetos y toda la documentación de los estudios científicos efectuados.

En paralelo la ley prevé la elaboración de un censo de personas desaparecidas con los datos aportados por las familias de las víctimas, junto con los obtenidos por los estudios científicos.

Se creará un banco de ADN dependiente del Instituto de Medicina Forense de la Comunidad de Madrid, en el que se conservarán muestras de restos óseos de las distintas exhumaciones llevadas a cabo en la Comunidad de Madrid, con su secuencia de ADN.

Los familiares de las víctimas podrán solicitar que les sean tomadas muestras para secuenciar su ADN y compararlo con los datos que se almacenen en este organismo. Una operación sencilla y barata que permitirá que la ONU deje de señalarnos periódicamente como una anomalía equiparable a la de Camboya.

De esta forma la localización de familiares desaparecidos se convertirá en una política pública y dejara de ser fruto del voluntarismo de unos pocos.

En cuanto a las medidas para la recuperación de la memoria democrática se propone considerar como “Lugares de la Memoria Democrática de Madrid” a aquellos espacios geográficos o arquitectónicos en los que se hayan desarrollado hechos o actuaciones vinculados con la represión y violencia sobre la población, a lo largo de la guerra o de la dictadura franquista, así como con la resistencia popular y el sostenimiento de los valores democráticos.

Se creará un catálogo de estos lugares y en los territorios que así lo requieran podrán delimitarse como “Itinerarios Públicos de la Memoria Democrática” cuando coincidan en el espacio y tengan criterios interpretativos comunes de carácter histórico, arquitectónico, paisajístico o simbólico.

Por otra parte, la ley plantea crear un censo de víctimas de la represión durante la Guerra y el franquismo, con el objeto de conocer y difundir la magnitud de la represión ejercida sobre el pueblo madrileño.

En este censo se incluirán las víctimas de la represión, reseñando expresamente las causas que se tipifiquen al efecto (torturas, encarcelamiento, batallones de trabajo, vejaciones, expropiaciones, depuraciones, exilio, internamiento en los campos de concentración nazis…), así como las consecuencias o secuelas de dichos actos represivos.

La proposición de ley plantea que la memoria democrática estará incluida en el curriculum de la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato, como elemento de fortalecimiento de los valores democráticos, al igual que ya se prevé con lo referido a las víctimas del terrorismo.

Y por último en este segundo bloque, en consonancia con el artículo 15 de la Ley 52/2007, todos los elementos que ensalcen la dictadura o cualquier aspecto antidemocrático deberán ser retirados de las vías públicas.

Cuando estos símbolos estén colocados en edificios de carácter privado, se procederá igualmente a su retirada, previo el apercibimiento en tal sentido a sus titulares.

En cuanto al entramado institucional, se creará el Instituto de la Memoria Democrática de Madrid para impulsar y ejecutar las medidas contenidas en la ley.

Asimismo, con el objetivo de facilitar la participación de los movimientos sociales memorialistas, universidades, municipios y el resto de los actores implicados en la ejecución y evaluación de lo dispuesto en esta ley, se constituirá el Consejo de la Memoria Democrática de Madrid, que será un órgano de carácter consultivo y de impulso.

Para Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid la construcción de políticas públicas sobre memoria democrática es y será una prioridad y por eso hemos presentado esta proposición de ley. El PP ha bloqueado la tramitación de esta iniciativa con su mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid. Podrán retrasar su puesta en marcha algunos años pero estamos convencidos que más temprano que tarde la verdad, la justicia y la verdadera España de los que lucharon por la libertad y la justicia social será nuestro referente colectivo.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles