Partido Comunista de España
XVIII Congreso >

Agora | Mundo Obrero - Tribuna XVIII Congreso del PCE


XVIII congreso: respuesta a la crisis capitalista

Albert Escofet, Secretario General del PSUC / nov 09

Publicado en el número 218 de Mundo Obrero perteneciente a noviembre de 2009

Vamos a celebrar este XVIII Congreso en medio de una de las crisis estructurales más profundas del sistema capitalista, que muestra su incapacidad para asegurar una vida digna y sostenible a la ciudadanía y en la que queda claro la necesidad de otro modelo social y económico. El Congreso del Partido debe afrontar la necesidad de articular una respuesta que está resultando hasta hora, muy débil y fragmentada.

En estos momentos en que las condiciones objetivas muestran un sistema agotado, la respuesta de los trabajadores es inicialmente de debilidad y de una cierta impotencia… Ahora ya nadie cree que el sistema de mercado sea bueno, pero tampoco hay confianza en que se pueda superarlo, en que sea viable articular una propuesta alternativa. El sistema ha conseguido que los ciudadanos desconfíen de la política, de los políticos, de la posibilidad de que la democracia sirva para imponer programas democráticos a los que hoy dominan; banqueros y multinacionales. Pero esta posibilidad existe y el primer paso para construirla es generar un discurso que cuestione las reglas del juego y sea capaz de plantear un programa alternativo.

Afirmar la validez de la opción comunista, entendida como cosmogonía alternativa al sistema capitalista es un primer paso y en este Congreso no hay dudas de la necesidad de reafirmar, mantener, ampliar la existencia de un espacio de reivindicación orgánica del proyecto comunista. Pero a continuación es dar otros pasos, avanzar a lo que nosotros denominamos Polo alternativo, que articule bajo un nuevo paradigma a todos aquellos espacios sociales que se enfrentan al sistema, que desconfían de éste, que optan por situarse en otro espacio social y político. Los nuevos referentes de América Latina nos muestran un camino de construcción plural pero a la vez intransigente en la aplicación del programa, en la participación democrática y en la voluntad de construir otra sociedad. Europa tiene condiciones distintas que nos demandan recoger la tradición emancipatoria alternativa al capitalismo existente. Hoy la refundación de IU, es un elemento clave de acción política, por que de sus resultados, dependerá la refundación de la izquierda alternativa en el conjunto del Estado. Por lo que el PCE y el PSUC, fieles a su tradición, pueden reconducir el hilo rojo del pasado, con el hilo rojo del futuro.

Finalmente para el PSUC este Congreso debe dar un nuevo impulso a nuestra proyecto federal de estado español. No es posible mantener un proyecto de acción solidaria entre los de abajo, sin lanzar una propuesta fuerte de Estado Federal que sirva para garantizar condiciones de vida dignas a todos los ciudadanos. EL PSUC sostiene la necesidad de reconducir la acción política de los comunistas hacia los gobiernos de las distintas nacionalidades y regiones del conjunto del Estado, a situar la prioridad política en el reparto de las cargas fiscales entre clases y cerrar una etapa de subasta entre territorios para ofrecer condiciones más favorables a las grandes empresas y fortunas. Somos un Estado multinacional que debe respetar las diversas lenguas y culturas, profundizando en sus autogobiernos, pero a la vez debe garantizar niveles iguales y altos de bienestar social al conjunto de los ciudadanos, sin permitir que las multinacionales y Bancos se dediquen a chantajear a las Comunidades Autónomas en una carrera a la baja sobre los Impuestos sobre Patrimonio, Renta o Sucesiones, para financiarse cada vez más sobre los Impuestos Indirectos que gravan a los trabajadores. Hay que defender la transparencias en las cuentas del Estado, unida a la solidaridad territorial que permita el acceso de todos a los servicios básicos.

Sin un Estado fuerte, capaz de enfrentarse a las grandes potencias económicas , los ciudadanos serán más débiles. Pero un Estado no puede ser fuerte sin el apoyo de sus ciudadanos, del conjunto de nacionalidades, que ven en él, no un instrumento de expoliación u opresión entre territorios, sino un mecanismo para distribuir de forma transparente, democrática y participativa la riqueza desde los que más tienen , hacia los más débiles. Por ello, necesitamos una República Federal de nuevo tipo, que hemos de ir sabiendo definir, construir y asentar con el apoyo de los trabajadores del Estado.

Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles