Partido Comunista de España
XX Congreso >

Documentos PCE | Resolución aprobada en la 1ª fase XX Congreso PCE


Apoyo a los trabajadores de Coca Cola

PCE / 15 abr 16

En enero de 2014 se fusionaron siete plantas productoras procediéndose al cierre de cuatro de ellas con la presentación de un ERE de extinción de los trabajadores de Coca Cola Iberian Partnes (España), a la vez que se presentaba un ERE por la embotelladora de Coca Cola Casbega.

Aunque Coca Cola lo justificó por una caída del beneficio del 29,7%, pese a haber ganado casi 900 millones de euros entre los años 2010 y 2012, dicho ERE no se presentó por cuestiones económicas, sino por razones organizativas, técnicas y de producción. Esto es consecuencia de las reformas laborales aprobadas por PSOE y PP, que permiten despidos con una laxitud máxima incluso cuando estemos ante un volumen de beneficios tan elevados.

Ante los despidos producidos, los trabajadores y trabajadoras de "Coca Cola en Lucha" han mantenido una de las luchas laborales que más han trascendido en los últimos años defendiendo sus legítimos derechos con una huelga general indefinida e impugnando las injustas decisiones de Coca-Cola ante los Tribunales de Justicia, al mismo tiempo que han tenido que soportar la presión mediática, unas veces en forma de silencio y otras en forma de mentiras y manipulación, que la empresa y su poder de influencia han provocado.

Así, en junio de 2014, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional declaraba nulo el despido de 1.190 trabajadores de Coca Cola Iberian Partners (ESPAÑA) en sus fábricas de Fuenlabrada, Mallorca, Alicante y Asturias. Tras la propuesta de recolocación (irregular) de la empresa, se exime de trabajar hasta que se resuelva el recurso de casación por el Tribunal Supremo y obliga a la empresa a seguir pagando los salarios. En Enero de 2015, obliga a la readmisión de los trabajadores con abono de salarios dejados de percibir durante el contencioso (salario de sustentación: desde la primera sentencia recurrible hasta el fallo definitivo), dictándose asimismo resoluciones judiciales para los trabajadores de Casbega.

Finalmente, el Tribunal Supremo declaró la nulidad del ERE obligando a Coca-Cola a que readmita a los trabajadores con abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha de presentación del Expediente de Regulación de Empleo. Las resoluciones establecían que la readmisión de trabajadores y trabajadoras debía producirse en las mismas condiciones existentes antes del despido, lo que debía incluir salario, categoría, lugar de trabajo y funciones asignadas.

Sin embargo, durante el verano de 2015, la empresa dispuso su intención de reabrir la planta de Fuenlabrada para readmitir a los y las trabajadoras (no ocurriendo igual en otras plantas afectadas) pero únicamente con funciones logísticas y no como planta de producción. Esta decisión contradecía claramente la sentencia, pues significaba que más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras que debían ser readmitidas no lo harían en las mismas condiciones que antes del despido (pues sólo 85 personas eran empleadas en tareas logísticas, mientras que 135 lo eran en tareas de producción), además de no haberse efectuado la reincorporación en el período estipulado de tres días desde la sentencia, tal y como se estipulaba en la misma. Además, la empresa retrasó la incorporación de trabajadores y trabajadoras mediante la asignación de cursos a estos, que no tenían otra intención que la de retrasar la incorporación hasta obtener la sentencia definitiva de la audiencia nacional, yendo en contra de la resolución provisional antes mencionada.

A pesar de todo lo detallado anteriormente, 85 trabajadores y trabajadoras se incorporaron el 7 de Septiembre de 2015 en funciones logísticas en la planta de Fuenlabrada. Finalmente, el 9 de Octubre la Audiencia Nacional resolvió como regular la reincorporación a la planta de Fuenlabrada de los 135 trabajadores y trabajadoras que restaban, a pesar de no llevarse a cabo con las mismas funciones de producción que mantenían antes del despido.

Todo este proceso y la resolución final, no hicieron más que poner de manifiesto unas leyes de un sistema que por su orientación y ritmos acaban beneficiando al capital en contra de los intereses de la clase trabajadora, aun cuando sean estos quienes tengan razón en sus reivindicaciones o las grandes empresas se hayan saltado la legalidad.

A día de hoy, la empresa ha solicitado licencias y permisos únicamente para la actividad logística, descartando por tanto la actividad de producción y embotellado. Sin embargo, la empresa no ha cumplido con la creación del centro logístico de I+D+i que se comprometió a crear ante la Audiencia Nacional, para lo cual había establecido un plazo de dos meses. A consecuencia de esto, lo que debía ser un centro logístico se encuentra como un simple almacén, donde trabajadores y trabajadoras no tienen suficiente trabajo asignado, y el que realizan lo hacen “como hace cincuenta años", ya que no hay "estructura mecánica" en las naves.

Esta situación ha hecho que el conflicto no haya finalizado aún, a pesar de las comunicaciones de la empresa a los medios, y que se produjeran paros parciales y concentraciones el pasado mes de diciembre.

Del mismo modo, el jueves 11 de Marzo de 2016 se produjeron nuevos paros en protesta por la asignación de funciones distintas de las establecidas en el contrato a trabajadores y trabajadoras, siendo amonestado uno de ellos por escrito al negarse a realizar estas nuevas funciones de limpieza por incumplir la empresa el convenio colectivo.

Todo esto pone de relieve que el conflicto aún no ha terminado, y que la empresa “Coca Cola Iberian Partners” sigue empeñada en su ataque constante a los derechos labores de trabajadores y trabajadoras, recurriendo al acoso y la amenaza si es preciso para imponer sus condiciones.

Por todo ello:

El Partido Comunista de España expresa su solidaridad y el compromiso de apoyo total a los trabajadores y trabajadoras de “Coca-Cola en lucha”, dando a conocer la continuidad del conflicto y mantener la denuncia constante de las actuaciones de Coca Cola Iberian Partners.

Mantener y difundir las acciones de boicot a los productos de Coca-Cola, también a nivel de las instituciones en que la militancia del Partido Comunista de España está presente, promoviendo las mociones necesarias para un boicot efectivo, así como la rescisión de contratos públicos de venta de productos o cesión de espacios publicitarios.

Dirigirse al Gobierno de España instándole a la derogación total de las reformas laborales de PSOE y PP, con especial urgencia en lo que se refiere a la posibilidad de realización de EREs en empresas con beneficios.

Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles