Información sobre cookies

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Por qué decimos NO a las medidas en materia de alquiler de vivienda anunciadas por el PSOE

18 de Marzo de 2021

El compromiso de garantizar el derecho fundamental a la vivienda es uno de los pilares del Acuerdo de Gobierno entre Unidas Podemos y el PSOE. Inexcusablemente la Ley de Vivienda, debe llevarlo a efecto.

Pero al contrario, las medidas en materia de alquiler anunciadas por el Ministerio que dirige el PSOE no van por ese camino y por eso no van a contar con nuestro apoyo.

El objetivo de bajar un 10% los precios del alquiler es ridículo e insuficiente para las necesidades de millones de personas. Solo en los últimos años los alquileres han subido de media un 20% en todo el país, pero un 24% en Madrid, un 28% en Baleares, ¡un 30% en Cataluña!

Pero además, la forma con la que el PSOE dice querer conseguirlo es un insulto a las trabajadoras y a los trabajadores.

El PSOE quiere librar de pagar impuestos a la clase rentista a cambio de muy poco. Quienes no tienen por ocupación más que cortar el cupón y especular ya podían desgravar del IRPF hasta el 60% de las rentas. ¡Ahora podrían desgravar hasta el 90%! ¿Será está la misma libertad que defienden Ayuso y compañía?

Además el PSOE pretende que una clase que no produce y que solo gasta siga enriqueciéndose a costa de recaudar menos impuestos para los servicios públicos y comunes de los que depende el bienestar de la mayoría, la sanidad, la educación, la dependencia.

Es decir, con esta genial idea del ministro socialista lo que la clase rentista dejaría de ganar se lo compensaríamos solidariamente con nuestros impuestos. Y encima quieren convencernos de que es ¡por nuestro bien!

Estas estas medidas apenas benefician a quienes ven como todos los meses se les va el 30 y hasta el 50% del sueldo en pagar el alquiler. Lo que es seguro, es que hará más ricos a los ricos y más pobre a toda la sociedad.

Más insultante es aún sabiendo que hay más de un millón viviendas vacías en ciudades de más 100 mil habitantes. Viviendas que esta clase parásita tiene cerradas esperando mejores negocios. Pero aunque fueran un simple “bien de mercado”, ¡la Constitución le obliga a luchar contra la especulación, ex camarada Ábalos!

...

Pero ya sabemos que solo el pueblo salva al pueblo. Y el PCE como siempre, es y estará con el pueblo, al servicio del pueblo.

Apoyamos y mostramos nuestro compromiso con la Iniciativa popular por una Ley de Vivienda digna y con su programa:

1. Regulación estatal de alquileres a precios adecuados a los salarios de la población en cada zona del territorio. Modificación de la ley de arrendamientos urbanos para dar protección y estabilidad a los inquilinos del conjunto del país.

2. Garantizar los suministros básicos de agua, luz, gas y acceso a las telecomunicaciones para evitar la brecha digital como parte de una vivienda digna.

3. Garantizar una segunda oportunidad efectiva para los hogares con deudas hipotecarias, y desarrollar medidas contra el sobreendeudamiento y los abusos financieros e inmobiliarios.

4. Ampliación presupuestaria para vivienda social y políticas sociales de vivienda hasta llegar al promedio europeo de parque público, destinando como mínimo el 2% del presupuesto estatal. Asignación de una parte suficiente de los fondos europeos de recuperación a este objetivo.

5. Participación activa de la población en toda la política de vivienda y urbanismo.

El movimiento impulsado por los sindicatos de clase, por las organizaciones populares de defensa del derecho a la vivienda, por el movimiento vecinal, por las redes de lucha contra la pobreza reivindica algo muy básico, que debe ser una política estructural de forma urgente: la vivienda debe dejar de ser un producto de mercado para ser un derecho social básico.

La función social de la propiedad de la vivienda debe prevalecer cuando hay millones de viviendas vacías y cientos de miles de familias tienen dificultades para tener una vivienda digna o directamente no lo tienen.

Solo el pueblo salva al pueblo, solo con lucha se consiguen avances, solo con la movilización. Por ello llamamos a toda la sociedad a participar en las acciones convocadas el sábado 20 de marzo en defensa de una Ley social, justa que garantice el derecho a la vivienda en todas las capitales de provincia.

(Y a hacerlo dando un ejemplo de cumplimiento de las medidas sanitarias a los fascistas irresponsables de VOX)

¡La vivienda es un derecho, no un negocio!

Categorías: Vivienda Derechos humanos España Gobierno progresista

Comparte: